Antes de comenzar a profundizar en nuestra guía de estilo debemos hablar sobre cómo escoger y comprar la camiseta perfecta. Es básico escoger la talla, color y tela perfecta.

Tanto hombres como mujeres se ven bien con una camiseta que les quede a su medida. Bien sea una ajustada o que uses una oversized, esta debe ser tu talla. En los hombres la forma de la parte superior es clave para un look masculino, debe resaltar los atributos.

La camiseta debe quedarte bien en los hombros. Lla costura debe quedar en el borde de esta parte.

El largo dependerá de tus gustos. Pero para los hombres nunca debe ser tan corta como para que al subir los brazos se vea su abdomen y nunca tan larga que caiga debajo de sus caderas. Las mujeres en cambio pueden variar más este aspecto.

En lo que se refiere a los colores, los tonos básicos son blanco, negro, gris y azul marino. El blanco se ve bien con cualquier tono de piel, una camiseta blanca es clásica. Los diferentes tonos de azul podrán acentuar la forma de tu cuerpo, pero si sudas se verá más en los tonos más oscuros.

La camiseta negra es otra opción muy versátil, combina con casi cualquier look. Pero, estos tienden a decolorarse, por lo que debes darle buen cuidado. El azul marino quizás es mejor que el negro, es ideal para el día y va muy bien con vaqueros.

También podrás experimentar con otros tonos, como verdes, rojos, púrpura, azul y más.

Sobre la tela, en las camisetas no se relaciona con el peso. Las más ligeras tienden a ser más costosas. Lo ideal es escoger algodón 100 %, especialmente el egipcio o el pima cotton. Estos son más duraderos, se ven finos y se sienten más ligeros.

También podrías optar por mezclas. Pero, prefiere las que tengan menos elastina. Evita el poliéster a menos que vayas a hacer ejercicio.